El PP se prepara para futuras elecciones con la renovación de sus líderes

   

Nuevos líderes del PP son más jóvenes que sus predecesores y por lo general no tienen su experiencia de gestión. Muchos de ellos carecen del poder orgánico e institucional que acumularon sus antecesores durante décadas de éxitos electorales. Aportan, sin embargo, nuevos equipos, estrategias y dinámicas. Suyo es un reto mayúsculo: lograr que el PP recupere los seis Gobiernos autónomos y los 2,5 millones de votos que perdió en las elecciones municipales y autonómicas de 2015. Su referente es casi único: Rajoy, que ha ganado las tres últimas generales y que ahora reclama unidad a todos los representantes regionales del partido.

La renovación de los liderazgos del PP ha afectado a toda la Península. En Murcia, donde Valcárcel tuvo el timón del partido durante 26 años, debuta en el puesto Pedro Antonio Sánchez, envuelto en acusaciones de corrupción. Situaciones parecidas se dan en La Rioja (Pedro Sanz no se ha presentado a la reelección tras 23 años en el cargo); Canarias (Asier Antona ocupa oficialmente el cargo que desempeñó José Manuel Soria durante 17 años); Castilla y León (Alfonso Fernández Mañueco sustituye a Herrera tras 15 años); Cantabria (María José Sáenz de Buruaga se impuso a Ignacio Diego, en el poder desde hace 13 años); o Madrid (Cristina Cifuentes abre una nueva etapa tras los dos lustros de Esperanza Aguirre). Solo hay una excepción: a falta de que se celebre su congreso regional, todo parece indicar que Juan José Imbroda seguirá al frente del PP de Melilla, como hace desde 2003.

“Los congresos han transcurrido en un clima de debate sobre personas y sobre ideas”, dijo este lunes Fernando Martínez-Maillo, coordinador del PP, que analizó los resultados de las elecciones internas en un comité de dirección que presidió Rajoy. “El sistema de la doble vuelta está funcionando”, añadió sobre el nuevo modelo de votación del partido, en el que primero votan los afiliados y luego los compromisarios. “En el futuro se pueden hacer correcciones, pero ha llegado para quedarse”.

El equipo de Rajoy considera que todos los congresos se han cerrado satisfactoriamente, según fuentes del comité de dirección. Eso, aseguran, incluye el de Cantabria, donde Sáenz de Buruaga ganó por cuatro votos a Diego. Maillo ha sido el encargado de lidiar con las situaciones más complejas. “Siempre está al teléfono”, resumió un presidente regional.

El número dos de Rajoy en el partido se desplazó a Murcia para explicitar su apoyo a Sánchez, al que la oposición pide que dimita por su imputación en el caso Auditorio. También voló a las Islas Baleares, donde logró que Biel Company y José Ramón Bauzá se fundieran en un abrazo antes de convertirse en vencedor y vencido. Tras saber que Jaime Ignacio de Burgo acusaba a la dirección nacional de imponer un veto “estalinista” a su nombramiento como presidente de honor en Navarra, le explicó por escrito la situación — “No había unanimidad”—. Y ahora observa al detalle el congreso de La Rioja, que se celebrará el próximo fin de semana.

Fuente: el pais

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>