logo revista
Año 2 No. 4 Enero 2009

La figura del miembro de mesa de votación en las elecciones panameñas - Zelmar Rodríguez












Zelmar Rodríguez
Directora Nacional de Recursos Humanos
Tribunal Electoral de Panamá


CURRICULUM

Panameña,

Licenciada en Derecho y Ciencias Políticas, Magíster en  Administración de Empresas con Énfasis en Finanzas y Postgrado en Administración Estratégica.

Es miembro activo del Colegio Nacional de Abogados.

En la Administración Pública ha desempeñado varios cargos, Abogada en el aquel entonces Ente Regulador de los Servicios Públicos, Administradora de la Fiscalía General Electoral y actualmente se desempeña como Directora Nacional de Recursos Humanos del Tribunal Electoral de Panamá.


En los regímenes democráticos es el pueblo el encargado de escoger, a través de elecciones, sus gobernantes y máximos dirigentes en los puestos de elección popular. Pero detrás de ese ejercicio democrático hay toda una estructura de funcionarios electorales que se encargan de que el proceso se lleve a cabo en el más completo orden, con transparencia y eficiencia.

Una parte esencial de esos funcionarios electorales la constituyen los miembros de mesas de votación, que son los responsables del escrutinio parcial de votos. En ellos recae la fundamental tarea de confeccionar las actas de escrutinio, que al final son las que determinarán quiénes son los candidatos electos por el pueblo. Al menos así funciona en Panamá, donde luego de cada escrutinio, se procede a quemar los votos; un error de los miembros de mesa puede generar dudas y atentar contra la probidad con que se ha llevado un proceso electoral. De allí que su responsabilidad es con la democracia, con los miles de electores que acuden a las urnas para elegir al gobierno que regirá los destinos de la nación.

Tan valiosa es la figura del Miembro de Mesa que el Código Electoral Panameño lo incluye en su Capítulo III "Corporaciones y Funcionarios Electorales", en la sección denominada "Mesas de Votación".

Es desde esta visual que el Tribunal Electoral de Panamá ha dado en calificar como "héroes de la democracia" a los integrantes de las mesas de votación y bajo este prisma se llevó a cabo toda la campaña para el reclutamiento del personal que tendría a su cargo tan importante labor; en total más de 40 mil funcionarios distribuidos a lo largo y ancho del país, incluyendo los más recónditos e inaccesibles rincones de la geografía nacional. Fueron cuatro meses de divulgación de la campaña que inició a partir de septiembre con una etapa de baja intensidad, para luego subir a otra de alta intensidad y concluir en diciembre nuevamente con una fase de baja intensidad.

Las elecciones generales en Panamá  se realizarán  el próximo 3 de mayo de 2009 y a diferencia de otros países de la región, la labor de organizar tan magno evento recae por completo en el Tribunal Electoral.

Unos días antes de las elecciones el Tribunal Electoral tiene, entre otras tareas, que conformar las cantidades suficientes de mesas de votación en todo el ámbito nacional, las cuales son ubicadas tanto en colegios oficiales como privados. 

Tras la reforma al Código Procesal Penal, que introduce la nueva definición sobre la pena de inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas, y que permite que los ciudadanos privados de libertad, ya sea que estén detenidos preventivamente o condenados por sentencia ejecutoriada, puedan ejercer el derecho al voto, se procede a la reforma electoral que permitirá tal derecho. Dicha norma motiva el Decreto 8 de 7 de abril de 2008, modificado por el Decreto 13 de 3 de junio de 2008, que permitirá por primera vez en el país conformar mesas de votación en los centros penitenciarios, hospitales y centros de atención al adulto mayor.


Los miembros de mesa son parte fundamental del proceso electoral por la invaluable labor que desempeñan en los centros de votación.


Es significativo mencionar la reglamentación del voto en las cárceles porque, si bien no es la primera vez que los detenidos ejercerán ese derecho (ya en 1912 se practicó en Panamá con los detenidos no enjuiciados), sí es la primera que lo harán desde los centros penitenciarios.  Esta innovación trae como beneficio que todo ciudadano que se encuentre imposibilitado para trasladarse a su mesa de votación, pueda ejercer su derecho al voto en las denominadas mesas especiales de votación, que el Tribunal Electoral instalará en estos centros especiales.  No obstante, es preciso  señalar que dichos ciudadanos, sólo podrán ejercer su derecho al sufragio para elegir al Presidente y Vicepresidente de la República.

 

Las mesas de votación estarán conformadas por cuatro o tres Miembros de Mesa, dependiendo de la cantidad de electores que estén registrados en el centro de votación.  Es decir, en centros  de votación con más de 300 electores se instalarán mesas con cuatro miembros; y en aquellas con menos de 300 electores o  ubicadas en lugares de difícil acceso, las mesas contarán con tres miembros.  Los Miembros de Mesas son parte esencial del proceso electoral y llevan a cabo una invaluable labor en los centros de votación, garantizando la precisión, justicia e integridad de las elecciones.

 

1. Por lo anterior, el Tribunal Electoral desarrolló toda una campaña publicitaria para atraer el mayor número posible de ciudadanos panameños, con los requisitos necesarios para que se desempeñen como Miembro de Mesa, ese día tan importante para todos los panameños. A los seleccionados se les brinda una intensa capacitación que los habilita como Miembros de Mesa.  La participación de estos ciudadanos es honorífica y una vez seleccionados, obligatoria.

 

Los requisitos necesarios para poder aspirar a Miembro de Mesa son:

 

1. Ser ciudadano panameño.

2. No haber sido condenado por delitos comunes o electorales.

3. Tener buena reputación.

4. Estar en pleno goce de sus derechos civiles y políticos.

5. Aparecer debidamente inscrito en el Padrón Electoral Final.

6. Saber leer y escribir correctamente, así como tener conocimientos básicos de aritmética.

7. Preferiblemente no ser miembro de un partido político legalmente constituido, ni adherente de uno en formación o de un candidato de libre postulación.  En caso de serlo, no debe ser militante, activista, o miembro de alguno de los órganos internos del partido que pueda poner en duda su imparcialidad.

8. En todos los casos, el funcionario suscribirá una declaración jurada suministrada por el Tribunal Electoral.

 

Entre sus funciones está:

 

1. Recibir los materiales indispensables para la realización de las votaciones.

2. Instalar la mesa de votación.

3. Manejar el desarrollo de la votación y el escrutinio de votos.

4. Suministrar resultados extraoficiales.

5. Realizar el escrutinio, llenar, elaborar y enviar las actas a las respectivas juntas de escrutinio.

La labor  de reclutar  más de 40 mil panameños idóneos para que ejerzan el cargo de Miembros de Mesa, no es tarea fácil, pero sí grande y enriquecedora.  Sólo a través de la unión de esfuerzos se logrará llegar a esta meta,  lo cual garantiza un equipo organizado y completo como se encuentra estructurado el Tribunal Electoral para que las votaciones se realicen de forma rápida, eficiente y en completa transparencia.